Por esto algún momento deberán responder Correa, Chiriboga y Serrano

Dato que muchos lo tenemos claro: “la base de la sentencia contra Lara es un individuo con antecedentes penales…”

Tras todo esto un crimen atroz sin tener una resolución que convenza.

En esto resalta un odio enfermizo contra Galo Lara Yepez, odio enfermizo no tanto por sus denuncias de corrupción, más que todo porque, ciertamente,  a Lara se le pasó la lengua con el tema del capitan y  la mujer del expresidente. Pero eso no es motivo válido por ningún lado para dejar sin castigo a los criminales de toda una familia y culpar de criminal y/o complice a quien no lo fue.

El caso Quinsaloma y caso Galo Lara Yépez deben ser revisado por un sistema judicial sin sometimiento a odios personales.