• marzo 21, 2019
  • xaviervillacis
  • Columnas

Análisis de candidaturas a la alcaldía de Quevedo 2019

La carrera por la alcaldía de Quevedo está a horas de definirse y dentro de las probabilidades reales lo más cierto es que el triunfador o triunfadora se sabrá solo tras contar los votos. No de la boca de los unos ni de los otros. Solo desde las urnas. En este análisis de las candidaturas con mayores probabilidades de triunfo trataré de desprenderme de subjetividades innecesarias y ser ahorrativo en los adjetivos para salud y lectura de todos.

Marco Cortés

Empecemos por la candidatura de Marco Cortes. Resalta en él sus dos alcaldías que al compararlas con las de John Salcedo y Jorge Domínguez, terminan siendo las de mejor desempeño. Sí fuese suficiente mérito para consignar un voto el desarrollo de obras junto al impulso urbanístico en beneficio de la ciudad, con fondos propios de la municipalidad, sumado a la respetabilidad que le otorga un dignatario a la función que ostenta, entre Salcedo, Domínguez y Cortés, el candidato de la alianza CREO-FE debería ser el triunfador del domingo 24 de marzo.

Las mujeres candidatas

En estas elecciones gravitan alrededor del triunfo las mujeres sin lugar a dudas. Ellas han impactado con sus propuestas y carisma. Olga Gray e Irene Massuh llevaron a cada sector del cantón sus anhelos de un mejor Quevedo para todos, siendo recibidas con un aprecio más espontaneo por su condición de mujeres. Pero de entre ellas, la que más simpatía ganó sin lugar a dudas fue Massuh. Sobre la candidata de listas 35 PAIS se mantuvo en la campaña un despreciable ataque infligido en su contra, en especial en redes sociales, atentando contra su integridad familiar, personal y moral. De este ataque la candidata acusó directamente al candidato de la alianza JSC-PSC, John Salcedo. Al final de la jornada electoral sabremos como incidió en las urnas, tanto para los agresores, como para la agredida, las ofensas hacia una mujer.

El outsider

Como en casi toda campaña el ‘outsider’ se fortaleció en razón de las debilidades de las demás candidaturas. Es ahí donde Alfons Teixidor toma un impulso que según todos los análisis no dejará de crecer hasta la última hora del sufragio. Teixidor es un producto electoral de fácil venta, pero amén de ello y de las debilidades de los demás, sustancia su crecimiento en sus propuestas y certezas con que las representa. Solución de corte empresarial para una empresa de pésima imagen como es el municipio, tomando como referencia su éxito empresarial. Así se condensa la propuesta del español que está de moda en Quevedo.

Salcedo y Domínguez

Siguiendo en este análisis toca evaluar las candidaturas de John Salcedo y de Jorge Domínguez. En su primera alcaldía, Salcedo fue denunciado a través de medios de comunicación de testaferrismo, de negociados en el manejo de los pozos de agua y de los quioscos metálicos para el comercio informal. También le impulsaron una revocatoria de mandato. Similares denuncias y luchas recogió Domínguez del mismo personaje que enfrentó a Salcedo, con la única diferencia que el denunciante –concejal en ambas alcaldías- jamás llegó a un acuerdo con el alcalde electo por AVANZA, como lo alcanzó con Salcedo.

Domínguez y Salcedo

Ambos, en diez años, han manejado más de 300 millones USD. Con ese dinero, de haber dirigido, lo consignado a obras, al problema del agua -por ejemplo- ya tendríamos agua potable para esta y dos generaciones más. Una década donde el sistema administrativo fue similar. Para muestra la recolección de basura. En días de Salcedo el alquiler de recolectores propiedad de su entorno administrativo fue intensamente cuestionado y denunciado, algo que luego habría seguido igual con Domínguez solo con un cambio: el de los propietarios de los recolectores. Ambos también tienen obras con las cuales la retina pública los identifica fácilmente: Salcedo tiene el Mercado deL Río, Domínguez el soterramiento de cables de la calle 7 de octubre.

Recomendaciones

Evaluar con responsabilidad nuestro voto antes de entregarlo. De eso depende la ciudad que tendremos. Luego esperar con tranquilidad los resultados. Al no tener conteo rápido oficial debemos solo aceptar los resultados preliminares del CNE. Luego de saber los resultados, darle un voto de confianza al triunfador o triunfadora de la alcaldía, aún no haya sido ganador el de nuestra preferencia. No olvidemos que el éxito o fracaso de la próxima administración es asunto de todos, por lo que nuestro compromiso con Quevedo no termina el domingo de elecciones, debe continuar por siempre. (O)

www.xaviervillacis.com