Que agotadora debe haberle resultado a Lenin Moreno la presidencia en su primer año. Ese zigzagueo en sus acciones, posiciones y relaciones debe ser de una tensión y desgaste tal que el presidente debe mirar con ansias su reloj y calendario procurando termine su día o su semana de labor.

Zigzagueó con el reciente comunicado oficial respaldando entre líneas las recientes amañadas elecciones llevadas a cabo por la dictadura de Maduro y Cabello en Venezuela, y minutos después, ante el país, Moreno, ya en el otro extremo, concluyó reunido con la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) sonriendo y celebrando el reencuentro con quienes defienden las libertades que conculca el chavismo y, en su momento, conculcó el correismo en el país.

Táctica recurrente del mandatario desde su discurso de posesión el 24 de mayo del 2017. Diciéndoles a los unos soy de ustedes y ubicando, por ejemplo, a Vicuña en la Vicepresidencia sin importarle el desaliento causado en amplios sectores del país o, cuando dirigiéndose a los otros, les dice también estoy con ustedes y designa al representante de las cámaras y de las industrias en el importante cargo de Ministro de finanzas.

Gobierno llevado al poder de la mano del correismo y de sus prácticas más cuestionadas, estructurado para continuar con todo el andamiaje de AP, tampoco ha podido dar por terminada la impunidad, en la celeridad y certeza, que mantienen quienes saquearon al país en los últimos diez años y andan por las calles de lo más tranquilos, en sus cargos o de ministerio en ministerio diciéndose más morenistas que el mismo Moreno.

Difícil le seguirá siendo complacer al país en esto al presidente de seguir manteniendo en el poder, en su círculo de gobierno más cercano, a tanto serviles y sumisas de la calificada década robada que no quieren mayor cambio o por lo menos que no los cambien a ellos, a sus familiares y allegados de los espacios y cargos que mantienen y peor les saquen tanta basura que esconden debajo de sus alfombras. (O)

Publicación El Telégrafo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.